ORGANIZACION DE BODAS

Uno de los temas que muchas veces preocupa a los novios, la mayoría de veces por vergüenza, es el momento del baile nupcial.

Lo primero de todo, los novios tienen que tener en cuenta qué estilo de baile quieren bailar: clásico, latino, moderno…y elegir la música adecuada para el baile. Muchas parejas ya tienen claro desde el primer momento cuál va a ser su canción, por momentos vividos juntos, por su historia, etc.

Otra opción que nunca pasa de moda y que es de los más solicitados es el Vals. Y si lo que queréis es sorprender a vuestros invitados, podéis realizar un divertido baile con un popurrí de distintos temas o incluso hacerlo acompañado de vuestros familiares y amigos.

Una opción muy divertida y a su vez recomendable, para coger seguridad y perder la vergüenza, es acudir a clases de baile. Dependiendo de las preferencias del baile que se quiera hacer, siempre es recomendable hacer las clases con tres meses de antelación a la boda, cuanto más tiempo disponible haya para bailar, más posibilidades y recursos se tendrán para el baile. En ningún momento tiene que ser un elemento de presión, sino un momento más para compartir en pareja.

En las clases te enseñan incluso trucos, por ejemplo, las manos, durante el baile, deben quedar a la altura del hombro del miembro de la pareja de menor estatura para que, cuando el fotógrafo tire las fotos, las protagonistas sean las caras. El momento del baile será un momento de complicidad que compartiréis, así que suerte en la elección de la canción y animo en la práctica del baile nupcial!